23/11/12

DECLARACIONES DE CARLOS GORAIRIS TRAS LA AGRESIÓN RECIBIDA POR LOS ANTIDIS-TURBIOS DE MURCIA


Concentracion en la Delegacion del Gobierno de Murcia contra las agresiones por parte de la Policia Nacional a piquetes del PAH en la Huelga General del 14 de noviembre 2012

Muy interesante esta...
CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE MARIANO RAJOY A UN AÑO DE GOBIERNO

Fernando Bermúdez López.
Sr. Rajoy:

La ética es un fundamento clave de la acción política. Es por eso que desde esta perspectiva me dirijo a usted. En la campaña electoral usted presentó un programa esperanzador después de un gobierno que no supo responder a cabalidad a los desafíos que plantea la crisis. Por eso ganó usted las elecciones. Sin embargo, a los pocos meses de su gobierno comenzó a hacer todo lo contrario de lo que prometió. Usted sabía muy bien cómo nos estaba afectando la crisis económico-financiera mundial, cuyas causas  radican en el agotamiento del sistema económico-financiero que se ha basado en la especulación sistemática de la que ustedes forman parte. A ello se sumó la burbuja inmobiliaria con todo el entramado de especulación que ello generó.

Usted, como político, no desconocía esta situación. Sin embargo, en su campaña prometió lo que no se podía cumplir, porque su programa responde a un proyecto de marcado corte neoliberal. Usted ha engañado a los españoles y esto le deslegitima. Usted se presentó a unas elecciones diciendo que no haría cosas que ahora hace. Dijo que en el primer año de su gobierno tendríamos un millón de puestos de trabajo, y sin embargo, vamos camino de los seis millones de parados. Usted dijo que la posibilidad de una amnistía fiscal a los grandes especuladores le parecía injusta y absurda, y no ha tardado ni tres meses en recurrir a esta medida tan injusta como inmoral.

Usted puso el grito en el cielo cuando el gobierno de Zapatero subió el IVA al 18%, y ahora usted lo ha subido al 21%. Carga el peso de la crisis sobre los ciudadanos y, sin embargo, beneficia a los banqueros y poderosos empresarios.

Usted dijo que la Sanidad y la Educación y demás servicios sociales no se recortarían, y ahora no cesa de hacer recortes a estos servicios públicos, a la ley dependencia, prestaciones por desempleo…Usted dijo que no se desahuciaría a nadie de sus viviendas y, sin embargo, los desahucios continúan. Son ya más de 400.000 familias desahuciadas mientras hay dos millones de casas vacías, propiedad de los bancos. Usted dijo que no se iba a tocar las pensiones de los jubilados, oponiéndose a la medida tomada por el gobierno anterior, pero ha hecho lo mismo. Sin embargo, ha inyectado a la banca 40.000 millones de euros del erario público, de nuestros impuestos; más aún, a la empresa INSTALASA, que fabricaba bombas de racimo, cuyo director fue el actual ministro de Defensa, le ha concedido 40 millones de euros de indemnización. ¿Es eso ético, Sr. Rajoy?  Su conducta deslegitima a su gobierno.
¿Cuál es su programa de gobierno? No existe. Al menos los españoles no lo conocemos. Usted gobierna a golpe de Decretos Ley. Esa improvisación genera un estado de ingobernabilidad e inseguridad en el pueblo español. Le hemos oído decir en varias ocasiones: “Sabemos lo que debemos hacer, y lo haremos”, sin admitir diálogo alguno. “No disponemos de más ley, ni más criterio que le necesidad impone”. Es la frase característica de los dictadores.
Las medidas de “austeridad” que usted está implementando han conseguido lo contrario de lo que prometió: empobrece a los españoles mientras ustedes, los políticos en el poder, siguen con suculentos sueldos y beneficiándose de las privatizaciones de las empresas y servicios públicos. Usted exige austeridad a los pobres, no a los ricos.  Sus “recortes” están generando hambre. Basta ver las largas colas de gente ante las puertas de las Cáritas parroquiales. Un informe nacional de esta institución eclesial (junio 2012) afirma que uno de cada cuatro españoles vive en situación de pobreza y esto va en aumento. “La pobreza en España se ha hecho más extensiva, más intensiva y crónica”, señala Cáritas.
Usted llama reformas a los recortes. Esto es un engaño. Las reformas que el pueblo español espera son: reducción de cargos políticos, supresión del senado, del consejo de Estado y de las diputaciones, eliminación de pensiones a los diputados, abolición de todos los privilegios de quienes ejercen responsabilidades políticas e implantación de mecanismos de control del desempeño de sus funciones, reforma fiscal justa que haga pagar más a quienes más tienen, reforma de la ley electoral, paralización de todos los desahucios y la puesta en alquiler a precios baratos de las viviendas en propiedad de los bancos…Estas son las reformas que necesita España.

Ustedes justifican los “recortes" a los servicios públicos generando miedo en la población. Todos sabemos que el miedo paraliza y desmoviliza. Sus medidas de ajuste están deteriorando el estado del bienestar de los españoles, mientras se mantiene el status de la casta política, de los banqueros y grandes empresarios. Con su política de privatización de empresas públicas y de servicios hospitalarios está favoreciendo que los que poseen grandes capitales las compren y se enriquezcan aún más. Usted, Sr. Presidente, hace a los ricos más ricos a costa de hacer a los pobres más pobres. Desde una visión ética esta política es injusta, inhumana e intolerable.

Usted, Sr. Presidente, ha destruido el futuro de numerosas generaciones. Nuestros jóvenes están desorientados y desesperados por no encontrar trabajo. Se les obliga a salir del país. Cuando usted dice que estas “reformas” son necesarias, ¿qué garantía hay de ello cuando, en realidad, de todo lo que ha prometido nada ha cumplido?
Usted dijo que mejoraría el sistema educativo, pero con sus recortes la Educación ha bajado de calidad. Reduce las becas para los estudiantes. Y al reducir el presupuesto, muchos profesores han quedado en la calle. En la práctica está diciendo que es bueno que haya  menos profesores y más alumnos por clase. Un profesor que antes atendía a 25 o 30 alumnos ahora deberá atender a cuarenta o más.  Ha suprimido la asignatura “Educación para la Ciudadanía”. He sido profesor de esta materia en un colegio religioso y soy testigo del bien que está haciendo a los alumnos y alumnas. Parece que a usted le importa más los intereses de su partido que la educación en valores de la niñez y juventud española. ¿Usted no comprende que más importante que las ciencias o el aprendizaje de lenguas extranjeras es que nuestros jóvenes crezcan como personas profundamente humanas, respetuosas, tolerantes y solidarias? Vivimos una crisis de valores y usted la está agudizando. Todo apunta hacia una utilización de la educación con fines de adoctrinamiento ideológico neoliberal, lo cual no responde a la ética.

Sus recortes están afectando, asimismo, a la Salud Pública. En algunas comunidades ha permitido que se introduzca el copago cuando usted había dicho que eso jamás lo permitiría. A los inmigrantes irregulares los excluye de la atención médica primaria, ¿acaso no son personas humanas?, ¿dónde están sus principios éticos? Usted, que se confiesa católico, ¿no ha leído los documentos de la doctrina social de la Iglesia en donde se señala que la dignidad de la persona humana, sea quien fuere, es intocable y está por encima de las leyes?

Las políticas de su gobierno están desmantelando los derechos sociales, los servicios públicos y recortando las libertades democráticas de los españoles, haciendo retroceder al país 35 años. Para colmo del cinismo, su ministro de Hacienda manifiesta que ningún gobierno en la historia de España está invirtiendo tanto en servicios sociales. Su gobierno manifiesta una falta de ética total. Sin ética una sociedad no tiene futuro, Sr. Rajoy.

¿No se da cuenta que estas medidas pueden generar serias revueltas sociales, agitación en la calle, violencia, inseguridad, delincuencia...? Ahora entiendo que por eso se propone decretar una medida por la cual criminaliza las protestas y condena la resistencia a la voluntad del Gobierno, lo cual es ajeno a la democracia y a la Constitución.
Multitud de hombres y mujeres que votaron al Partido Popular hoy gritan indignados: “¡Que me devuelvan mi voto. Yo no voté por los recortes, yo no voté por el alza del IVA, yo no voté por la congelación de las pensiones. Yo voté fiándome en las promesas de Rajoy, pero nos ha engañado!”.

Su gobierno desarrolla un plan económico basándose en la ideología del más puro neoliberalismo, que son la ambición económica, los principios especulativos del mercado, de los paraísos fiscales, del FMI, del BCE y de  los dirigentes de la CEOE, cuyo historial de empresas arruinadas por la especulación de la que ellos han salido indemnes, mientras el Estado se hace cargo de los parados que dejan. Eso es absolutamente inmoral.

Usted, Sr. Presidente, nos está suicidando económicamente. Paul Kruggman, Premio Nobel de Economía, afirma que su gobierno miente o no quiere darse cuenta de que no estamos ni siquiera en recesión, sino en fase de depresión, y sus medidas nos hunden cada vez más. Y para colmo usted parece tenerle miedo a la señora Merkel. Ha colocado a España vilmente a sus pies. ¿Dónde está su dignidad y la de España? Así no se puede seguir, Sr. Rajoy. Cambie antes de que sea demasiado tarde.

Hay un creciente descontento, desilusión, indignación y rebeldía entre los españoles por las medidas que está imponiendo, que cargan las consecuencias de la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y de las capas populares.
Por lo tanto, por respeto al pueblo español convoque a un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre este nuevo programa de ajustes por el cual no votó. No se restablece la legitimidad democrática si el pueblo no ejerce plenamente su derecho a través de las urnas, usted representa la legalidad pero no a legitimidad.

Atentamente,
Fernando Bermúdez López,
Teólogo. Defensor de los derechos humanos